Posteado por: rodrigo3590 | febrero 18, 2009

Los Amigos: La Familia que escogemos.

chicas_alucinantes_juegan_futbolfutbol_femenino 


Los que tenemos la bendición de Dios y dicha de pertenecer a una familia cuando venimos al mundo somos acogidos por estas personas que aunque desconocidas para nosotros, nos llenan de amor y cariño. Conforme vamos creciendo y comenzamos a interactuar en la sociedad vienen los primeros amiguitos, en el kinder y la primaria. En donde el único requisito para ser tu amigo es que juegue contigo.

Creo que es precisamente en la Secundaria cuando comenzamos a valorar a quienes verdaderamente podemos considerar amigos. Quien tiene un amigo puede sentirte dichoso. Los amigos se descubren en los momentos díficiles, no son aquellos que te siguen mientras traigas coche o dinero, no les importa la forma en que te vistas, los amigos te quieren y te aceptan por lo que eres. Y estarán ahí contigo, callados cuando se necesite silencio y brindando aliento cuando sea necesario.

Decía el Probervista que mas valía un amigo cerca que un hermano Lejos. Así que precisamente eso son nuestros amigos, la familia que podemos escoger. ¿Quién no recuerda a los 3 amigos de Job?. Fueron los únicos (sin contar a Dios claro esta, el mejor amigo de todos por sobre todos!) que se quedaron con él. Job ya no tenía propiedades, tampoco dinero, pero él era su amigo y los necesitaba.

Pero ¿Qué tan valioso es un amigo?. “Todo mi patrimonio son mis amigos” Emily Dickinson. Quien encuentra un amigo ha encontrado un tesoro invaluable.

¿Tienes algún amigo al que hayas abandonado? ¿Te disgustaste con él por algo irrisorio?. Una antigua historia Árabe cuenta de 2 amigos se quedan en medio del desierto sin vehículo. Y pues tienen que emprender el camino a pie. Después de tanto caminar llegan a un Oasis y uno de ellos empuja al otro para derribarlo y poder beber agua primero…Derribado escribe en la arena. “Hoy mi amigo me derribó para tomar agua primero”. Continuan su camino y aquel que habia sido derribado cae en arenas movedizas, su amigo sin pernsarlo dos veces recurre en su auxilio arriesgando su propia vida… Al salir del peligro de muerte. Toma una piedra y escribe sobre una peña: “Hoy mi amigo me salvó la vida”. Su amigo al notarlo le pregunta el por qué, entonces le cuenta que ayer cuando lo empujó escribió sobre la arena su disgusto para que el tiempo y el aire se lo llevasen , y que había escrito sobre la peña esa acción tan valerosa para que ni el tiempo ni nada pudieran borrarlo.

Benditos sean nuestros amigos!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: